Conservación de la leche materna

Debido a la creciente utilización de leche materna extraída en la Unidades de Cuidado Intensivo Neonatal, se requieren guías apropiadas para el control de calidad, para preservar su nutrición y los componentes inmunológicos y garantizar las prácticas óptimas de control de la infección.

 

Extracción de la leche materna


Hay muchos motivos para querer almacenar la leche materna:
- por la reincorporación al trabajo
- porque a veces no se puede dar el pecho
- la mamá no puede estar a la hora de una de las tomas, etc.

Sea cual sea el motivo, lo importante es saber que puede hacerse y como hacerlo para no dañarla.


Esto es válido para bebés nacidos sanos, a término y para mamás que quiere conservar la leche en su domicilio

Recomendaciones generales:

1. Antes de manipular el pecho hay que lavarse bien las manos.

2. Hacer un masaje en el pecho antes de la extracción, que consiste en hacer un movimiento circular con los dedos y a continuación mover los dedos desde los extremos hacia el pezón y finalmente inclinar los dos pechos hacia adelante con una sacudida suave.

3. Escoger el tipo de extracción según las necesidades. Algunas mujeres sólo conseguirán sacarse la leche con la extracción manual (previo masaje) y otras tendrán más facilidad. Si sólo hay que sacar leche de manera ocasional, será suficiente con u extractor manual o la auto extracción.

Una vez extraída la leche materna se puede refrigerar e incluso congelar. La leche materna se puede conservar en frío, teniendo en cuenta ciertos cuidados para evitar que se produzcan pérdidas nutritivas.

En los casos de hospitalización prolongada del bebé, puede pasar que el niño esté durante un tiempo sin poder tomar la leche materna, siendo importante extraer y guardar la leche para que más adelante el bebe la pueda tomar. Es normal que a principio sólo se puedan sacar unas pocas gotas de leche. Con la práctica regular aumenta el conocimiento de la técnica y la eficacia, de forma que en poco tiempo se puede conseguir un buen volumen de leche.

Las recomendaciones siguientes son para bebés sanos que están en casa. Son muy variables las guías para la duración del almacenamiento refrigerado de la leche humana.

Conservación de la leche materna
Sitio de conservación Tiempo
El calostro se conserva a temperatura ambiente (27 a 32º) 12 a 24 horas
• A temperatura ambiente (27 a 32º) 6 horas
• En el refrigerador - 4ºC (al fondo dela primera bandeja, nunca en la puerta) 48 horas
• Congelador dentro de la nevera (0 - 4ºC) hasta 12 díias
• Congelador fuera de la nevera (- 20ºC) 3 meses
• Descongelada en refrigerador 4 horas a temperatura ambiente y 1 día en el refrigerador
• La leche una vez descongelada debe ser usada dentro de las siguientes 24 horas

El efecto del almacenamiento refrigerado de la leche humana a 4°C durante 96 horas en la integridad total de la leche fué estudiado en el Centro Médico Infantil Cohen de Nueva York en North Shore, Manhasset, NY.

Temperatura 4° 0 horas 96 horas % cambio
pH 7.21 6.68 -7%
Leucocitos cel/ml 2.3 x 106 1.9 x 106 - 16%
Proteína total     - 5%
Recuentos de bacterias Gram+     bajaron
Recuento de bacterias Gram-     no cambio
Osmolaridad     no cambio
IgA secretora     no cambio
Lactoferrina     no cambio
Grasa total     no cambio

 

El aumento de las concentraciones de ácidos grasos libres son indicativos de la lipólisis activa y se ha demostrado que la presencia de tales productos lipoliíticos pueden ser beneficiosos, ya que se asocian con actividad anti microbiana frente a bacterias, virus y protozoos.

Referencia: Slutzah M, Codipilly C, Potak D, Clark RM, Schanler RJ. Refrigerator storage of expressed human milk in the neonatal intensive care unit. Journal of Pediatrics. 2010; 156:26-8.

Una vez haya sido descongelada la leche, nunca se debe volver a congelar.

• Utilice primero la leche con la fecha más antigua, Siempre respetando el tiempo de duración.
• Descongele la leche cambiándola del congelador al refrigerador.
• No tibie o descongele la leche materna en microondas, ni al baño María. El calor excesivo destruye los nutrientes.
• Tibie la leche con la temperatura corporal (poniéndola en el pecho o frotándola en las manos).
• Recuerde que es habitual que la grasa de la leche extraída se separe, dándole un aspecto de "leche cortada”. Al agitarla suavemente recuperara su apariencia normal.
• Lo que sobra de leche en cada toma puede ser reutilizado únicamente el mismo dia, si no ha estado en contacto con la saliva del bebe.

*** Es importante fechar siempre el envase, porque dependiendo de la forma de conservación, la caducidad es diferente.

Técnica de extracción con extractor mecánico o manual

* Primero hay que escoger una medida del embudo o copa adecuada al pecho.
* El embudo o copa se debe colocar suavemente sobre el pecho con el pezón en el centro y procurando que quede cerrado para que no se escape el vacío.
* Se empieza con tracciones cortas y rápidas utilizando el mango.
* Un vez empieza a salir leche hay que hacer aspiraciones largas y uniformes.
* Hay que evitar un bombeo demasiado fuerte que pueda provocar dolor en el pecho.
* Hay que utilizarlo de 5 a 7 minutos en cada pecho hasta que el flujo de leche sea más lento y repetir la operación si se desea.

 


Dr. Germán E. Silva Sarmiento
Especialidad - Pediatra
Sub-Especialidad - Medicina Interna Pediátrica
Director General Pedia-Gess.com
e-mail:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.