Oligosacaridos de la leche materna

La leche humana proporciona una nutrición óptima para apoyar la salud y el desarrollo infantil, incluido un rico repertorio de oligosacáridos en la leche materna. 

Todos los padres quieren dar a sus bebés el comienzo más fuerte posible en el primer año de vida, al ser una ventana importante para el desarrollo del sistema inmune,

La leche humana es la única fuente de nutrientes recomendada  para los recién nacidos.

Uno de los componentes más grandes de la leche humana son los oligosacáridos (HMOs), de hecho son el tercer componente sólido más grande en la leche humana. 

Los HMO son glicanos complejos, y su composición varía entre las mujeres, ya que depende en parte de la genética, con sus constituyentes principales determinados por el genotipo materno por la fucosiltransferasa 2 (FUT2 gen secretor) y la y la fucosiltransferasa 3 (FUT3 gen de Lewis), que también determinan el estado Secretor y el grupo sanguíneo de Lewis en la sangre de la madre.

Las madres no secretoras, que carecen de un enzima FUT2 funcional, carecen también de la mayoría de los oligosacáridos alfa1-2-fucosilados tales como la fucosilactosa (2´FL) y la lacto-N-fucopentaosa (LNFP I). Los lactantes alimentados por madres no secretoras se retrasan en el establecimiento de una microbiota cargada de bifidobacterias.

 

 

 

Los oligosacáridos de la leche humana (HMO) en bebés alimentados con fórmula brindan importantes beneficios para el sistema inmunológico y la salud

Está bien establecido que un equilibrio saludable de bacterias en el intestino está vinculado a un sistema inmune fuerte, ya que nuestro intestino es el hogar de aproximadamente el 70% de nuestras células inmunes. En el primer año de vida, un bebé es colonizado por más de mil especies diferentes de bacterias.

Los bebés que son amamantados a menudo tienen un sistema inmunitario en desarrollo más fuerte, en parte debido a un tipo especial de carbohidratos complejos llamados HMO, que es el tercer componente sólido más abundante de la leche materna después de la grasa y los carbohidratos.

La 2'-FL (2'-fucosyllactose), la HMO más abundante que se encuentra en la leche materna, modifica el perfil de las bacterias en el sistema digestivo de los bebés alimentados con fórmula, aumentando las especies beneficas como Bifidobacteria y aumentando la actividad bacteriana favorable en el intestino.

Con 2'-FL, hay un aumento en la producción de sustancias saludables tales como los ácidos grasos de cadena corta y una reducción en la liberación de moléculas menos deseables como el amonio. Para ejercer estos efectos beneficiosos, la 2'-FL necesita primero ser modificada por bacterias en el intestino .

Los bebés alimentados con fórmula infantil con HMO tienen una respuesta inmune más parecida a los bebés amamantados. Los niveles de cinco marcadores inmunes fueron casi idénticos en bebés amamantados y en bebés alimentados con la fórmula que contiene HMO con 2'-FL.

 

 

 

 

 

 

 

Dr. Germán E. Silva Sarmiento
Especialidad - Pediatra
Sub-Especialidad - Medicina Interna Pediátrica
Especialista en lactancia materna
Director General 
Pedia-Gess.com