Frutas en compota

Definición. "Compota" es el producto preparado con un ingrediente de fruta (fruta entera, trozos de fruta, pulpa o puré de fruta, zumo de fruta o zumo de fruta concentrado), mezclado con un edulcorante, carbohidrato, con o sin agua y elaborado para adquirir una consistencia adecuada.

Las compotas o papillas son preparados hechos generalmente a base de frutas. El sabor dulce de las frutas será más atractivo para el bebé que recién empezará a conocer los diferentes sabores y texturas de los alimentos. Está comprobado científicamente que los bebés encuentran más atractivos los sabores dulces que los salados.

A los seis meses de vida, los bebés ya están en edad de complementar su alimentación exclusiva de leche materna con otras comidas que incrementarán su desarrollo. Las compotas no solo son un alimento complementario que ayuda a los lactantes a dejar el seno, son el primer paso para formar los hábitos alimenticios.

Después de los seis meses de vida cuando la leche materna ya no es su comida exclusiva, y cuando los alimentos sólidos son demasiado para masticarlos, el bebé requiere un alimento de transición que le garantice el aporte de todos los nutrientes indispensables para su desarrollo. Nada mejor que incorporarle a su menú, un menú de compotas y coladas cada día.

Parte de los beneficios nutricionales, es el no contener preservantes y ser un producto esterilizado. Facilitan la vida diaria de las madres, puesto que están listas para ser consumidas a cualquier hora del día, son portables y prácticas.

La mayoría de las compañías productoras han enriquecido sus productos de frutas con vitamina C, ya que es una vitamina muy volátil, que se pierde si se somete al calor. En las de frutas y cereales también se controla la cantidad de azúcar, para evitar problemas futuros de caries y obesidad en el bebé.

Características y Usos.
Las compotas (papillas) son uno de los primeros alimentos de los bebés antes de que les empiecen a salir los dientes y puedan masticar. Al ser de los primeros alimentos, las compotas pueden irse adicionando poco a poco con ingredientes muy alimenticios y de muy fácil asimilación para el suave estómago de los pequeños.

Las compotas son los preparados indicados para ellos, ya que aún no se han formado sus dientes y su sistema digestivo debe prepararse de a pocos para recibir y procesar alimentos sólidos.

Las características de una compota dependen mucho del tipo de fruta que se va a usar como materia prima. La norma del Codex para compotas (Conservas de frutas) y jaleas - CODEX STAN 79-1981, determina que el mínimo porcentaje de fruta presente en el producto es de 45%.

En general, las compotas son de consistencia viscosa o semi-sólida, con color y sabor típicos de la fruta que la compone. Deben estar razonablemente exentas de materiales defectuosos que normalmente acompañan a las frutas.

Las compotas, elaboradas base de frutas, y las coladas, compuestas de legumbres, verduras, cereales, carnes y almidones, son los alimentos más recomendables para complementar la lactancia de los bebés, en la etapa en que comienzan a mover la lengua y la mandíbula.

Beneficios saludables de las compotas a base de frutas
Las compotas conservan perfectamente los nutrientes – si algunos de éstos nutrientes se han perdido en la cocción se suplen -, y no llevan colorantes ni aditivos.

- Vitamina C (ácido ascórbico)

La vitamina C es necesaria para la vida de los tejidos respiratorios y vasculares, y para prevenir el escorbuto. Todas las frutas son muy buenas fuentes de vitamina C y ésta representa uno de los nutrientes más importantes para la salud humana, ya que posee la capacidad de elevar las defensas orgánicas, favoreciendo al bebe por lo tanto en todos los niveles de la salud. Entre sus otros beneficios el cuerpo la utiliza para fabricar las proteínas de la piel, los ligamentos y los vasos sanguíneos, además de ayudar a mantener la salud de los huesos. Cuando se requiera de una mayor cantidad de vitamina C, se deben elaborar compotas de frutas cítricas y kiwi, ya que son excepcionalmente ricos en ésta vitamina.

En el proceso de elaboración de las compotas de frutas Nutribababy solo hay una adición de Vitamina C (ácido ascórbico), para reforzarla y que se encuentre vigente durante el proceso y su tiempo de vida útil.

- Vitamina A
Las compotas se elaboran con las frutas llamadas carnosas (papaya, plátano, manzana, pera, mango, guanábana, melón, níspero) que son ricas en vitamina A; ésta es indispensable para la salud de la piel y los ojos y protege contra la llamada xeroftalmia (ceguera nocturna).

Los alimentos con alto contenido de vitamina A se caracterizan por ser de color amarillo o anaranjado. Por ello se recomienda el consumo de ahuyama o zapallo, zanahoria, pero también el de hígado y lácteos. La vitamina A contribuye a la formación y mantenimiento de huesos, dientes y tejidos, y al desarrollo de la visión.

- Fibra soluble
Otra de las ventajas para la salud que ofrecen las compotas de frutas es su riqueza en fibra soluble, particularmente las elaboradas de frutas enteras. Una dieta alta en fibra ayuda a mantener la salud digestiva, reduce los niveles de colesterol en la sangre, así como también se estima que puede prevenir el cáncer de colon. La fibra tiene beneficios inmediatos en lo que respecta a una mayor sensación de saciedad, lo cual favorece el control del peso corporal al disminuir el hambre.

- Pocas calorías
Es casi obvio que existe una predisposición natural del bebé a lo dulce, puesto que la leche materna lo es. A las compotas para los bebés no se le debe agregar azúcar en la preparación, se deben utilizar frutas de estación maduras que cuentan con la dulzura necesaria. Las frutas contienen la cantidad exacta y necesaria de azúcar que el cuerpo del bebé necesita por lo que los bebés no necesitan de más azúcar que la que viene naturalmente en la fruta. Se ha demostrado que los bebés que ingieren grandes cantidades de azúcar durante los primeros meses, la siguen consumiendo a lo largo de su vida.

El bajo contenido graso de las compotas de frutas, las ubica como una mejor elección ante los helados, postres e incluso las tostadas por la mañana, por lo cual son muy indicadas para cualquier programa dietético destinado a la pérdida de peso o su control.

- Sal
Las papilas gustativas del bebé son muy sensibles y lo mejor es ofrecerle alimentos sin sal para que empiece a degustar los sabores naturales. El sodio es un mineral que se requiere en la dieta, pero los riñones de los bebés todavía no son maduros y se les dificulta eliminar orina concentrada. Los requisitos del contenido de sodio señalados por la norma es de 200 mg / 100 g de producto.

Recomendaciones
Hay muchas formas de darle fruta a un bebe, entre ellas las compotas. La comida para bebés que se vende en el comercio es buena también (además de práctica), pero se debe fijar en que:
* No contenga azúcar ni edulcorantes.
* Tenga un alto contenido calórico (significa que tiene más alimentos como materia prima y menos agua o rellenos).
* No contenga preservantes.
* El contenido de sodio sea bajo.

 


Dr. Germán E. Silva Sarmiento
Especialidad - Pediatra
Sub-Especialidad - Medicina Interna Pediátrica
Director General Pedia-Gess.com
e-mail:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.