Manejo ambulatorio del oxígeno domiciliario para la bronquiolitis


La bronquiolitis es la principal causa de hospitalización en niños y representa costos significativos de atención médica.

La hipoxia es un determinante clave tanto en la decisión de admitir y en la duración de la hospitalización, y a veces 
la prolongación de la estancia hospitalaria más allá del tiempo que otros parámetros como el trabajo de la respiración y la alimentación han vuelto a la normalidad.


Hay fuertes indicios que la terapia con oxígeno en casa (O2 domiciliario) es un método seguro y eficaz tanto para evitar la hospitalización como en la reducción de la estancia hospitalaria en pacientes con bronquiolitis hipóxica sin complicaciones.

Es importante entender la evolución clínica de los pacientes con bronquiolitis y con O2 domiciliario, incluyendo la duración de la terapia de oxígeno, la frecuencia de visitas ambulatorias a la clínica relacionadas con la terapia domiciliaira con el O2, las prácticas de destete empleadas, y los problemas encontrados.
Múltiples visitas a la clínica con destete incremental y un desafío con aire ambiental en la clínica, es el método más común de retiro del oxígeno.

Métodos usados de inicio del destete de oxígeno.
- Visitas múltiples al consultorio con destete incremental
Retiro del oxígeno en el consultorio, observar y enviar a casa con aire ambiental si esta estable
- Una visita al consultorio, a continuación, destetar por teléfono
- Visita al consultorio inicial, y luego tener un destete gradual en casa por el cuidador.
- Visita inicial al consultorio, después aconsejar a la familia del retiro después de un número específico de días
- Otros métodos.

El manejo de los pacientes con bronquiolitis hipóxicas con O2 en casa es una práctica común entre los pediatras de atención primaria. Aunque la práctica varía, los pacientes generalmente se observan en la clínica entre 1 a 2 días después del alta con O2 en casa, tienden a permanecer con oxígeno de 3 a 7 días, y requieren de 2 a 3 visitas a la clínica antes del retiro del oxígeno.

Se debe utilizar la oximetría de pulso continua en casa, (pero no se usa tan a menudo), y la mayoría de los pacientes son destetados del oxígeno durante una visita clínica.

Los procedimientos de destete varían ampliamente según el médico tratante y probablemente de paciente a paciente.

El manejo del O2 domiciliario en pacientes hipóxicos con bronquiolitis no complicada es una práctica común entre los pediatras de atención primaria.

FuenteOutpatient management of home oxygen for bronchiolitis. Clinical Pediatrics. 2015, Freeman et al. Vol. 54 (1) 62-66