LC-PUFAs (AA y DHA)

Los principales componentes de todas las grasas son los ácidos grasos, que pueden ser saturados, monoinsaturados o poliinsaturados. Existen dos ácidos grasos poliinsaturados (AGP) que el cuerpo no puede producir.

Los ácidos grasos poliinsaturados más frecuentes pertenecen a las series n-6 (omega 6) y n-3 (omega 3), que tienen como respectivas cabezas al ácido linoleico (C18:2 n-6) y al linolénico (C18:3 n-3).

Deben obtenerse el ácido linoleico y el ácido alfa linolénico de la dieta y se conocen como ácidos grasos esenciales. Una vez en el cuerpo, se pueden convertir en otros AGP, como el ácido araquidónico (AA), ácido eicosapentanoico (EPA) y el ácido docosahexanoico (DHA).

En el cuerpo, los AGP son importantes para mantener las membranas de todas las células, para producir las prostaglandinas que regulan muchos procesos corporales, por ejemplo, la inflamación y para la coagulación de la sangre.

Asimismo, las grasas son necesarias en la dieta para que las vitaminas liposolubles de los alimentos (A, D, E y K) puedan ser absorbidas y para regular el metabolismo del colesterol.

Dr. Germán E. Silva Sarmiento
Especialidad - Pediatra
Sub-Especialidad - Medicina Interna Pediátrica
Director General Pedia-Gess.com
e-mail:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.