Transferencia de medicamentos y otras sustancias químicas en la leche humana

En general, cuanto menos unión haya a las proteínas, sea más soluble en lípidos, y más base débil sea un medicamento, es más probable que se difunda en la leche materna. Casi todos los medicamentos con receta médica y de venta libre que toma la madre son seguros durante la lactancia.


El suero de la madre tiene una concentración mas alta en proteínas que la leche materna, por lo que los medicamentos fuertemente unidos a las proteínas es menos probable que se difundan en la leche que aquellas que no lo son.

Cuanto más soluble en lípidos sea un medicamento, es más probable que se difunda en la leche.

La leche materna tiene un pH más bajo (7,08) que el plasma (7.42), por lo que las bases débiles pueden pasar más fácilmente a la leche que los ácidos débiles.

La mayoría de los medicamentos se transfieren a la leche humana, pero la mayoría lo hacen en cantidades sub-clínicas y con frecuencia es seguro dar el seno materno durante el uso de un medicamento. Sin embargo, es muy importante la elección de la medicación.

A los profesionales de la salud y a los padres se les aconseja elegir cuidadosamente los medicamentos con perfiles limitados de efectos adversos. Casi siempre, con la adecuada elección de la medicación, la lactancia materna se puede continuar mientras la madre se somete a la terapia medicamentosa.

 

Se sabe que disminuyen la producción de leche algunos medicamentos y sustancias, como la bromocriptina, la nicotina, cantidades moderadas o elevadas de alcohol, y anticonceptivos orales que contienen estrógenos.

Incluso una interrupción temporal de la lactancia materna conlleva el riesgo de destete prematuro, con los consiguientes riesgos de largo plazo con la alimentación artificial.

Los medicamentos psicotrópicos pasan en algún grado a la leche materna, en su mayoría a través del proceso de difusión pasiva. Sin embargo, la unión de los fármacos a las proteínas, la solubilidad en lípidos, el grado de ionización (o pKa), y el peso molecular también influyen en el grado de paso de un compuesto y de la cantidad que queda en la leche materna.

No encontrado en leche materna el antidepresivo paroxetina en madres deprimidas

Los lactantes de madres que toman el antidepresivo paroxetina HCI no se les encontraron trazas detectables del medicamento en la sangre y no experimentaron eventos adversos según lo informado por los padres o los pediatras. La paroxetina es un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (ISRS) que se utiliza para tratar una variedad de trastornos del ánimo y la ansiedad.

Debido a la mayor incidencia de los trastornos del humor y la ansiedad durante la edad reproductiva, es imprescindible que existan opciones de tratamiento disponibles para las madres que quieran tener la oportunidad y el beneficio de la lactancia materna para sus hijos.

Igualmente convincente son los datos sobre la depresión no tratada en las madres, que han demostrado efectos nocivos sobre el apego infantil y el desarrollo. Es claro e inequívoco la necesidad de reforzar el tratamiento de la depresión cuando afecta a las madres lactantes. Es importante que sean considerados por los pediatras y los pacientes los beneficios de la medicaciónpara la madre deprimida, así como los beneficios de la lactancia materna para el niño.
Referencia: American Journal of Psychiatry, Diciembre 2011

 

Dr. Germán E. Silva Sarmiento
Especialidad - Pediatra
Sub-Especialidad - Medicina Interna Pediátrica
Director General Pedia-Gess.com
e-mail:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Drugs and Lactation Database (LactMed) - Un base de datos revisada por pares y referencias completas de los medicamentos a las que las madres que amamantan pueden estar expuestos.

 

Entre los datos se incluyen los niveles materno-infantil de los medicamentos, los posibles efectos sobre los niños lactantes y en la lactancia, y los medicamentos alternativos a considerar.