Apoyo paterno a la lactancia

Apoyo paterno a la lactancia


El bebe necesita el cariño y amor del padre.


Existe evidencia que los padres juegan un papel importante en influir en las decisiones de la
alimentación infantil. Las madres son más propensas a iniciar la lactancia materna y continuar con ella cuando creen que sus parejas tienen actitudes positivas hacia la lactancia materna.

Los padres son considerados una fuente importante de apoyo a la lactancia, y su conocimiento de los beneficios y el manejo de la lactancia materna puede afectar su iniciación y la duración. Los padres creen que la lactancia materna es la mejor manera de alimentar a sus hijos y apoyan esta lactancia en una variedad de maneras, incluyendo el cuidado de las tareas del hogar, ofreciendo apoyo emocional y asesoramiento, y apoyo a la lactar en público.

Por lo tanto, la percepción por los padres de sus roles más amplios como miembros de la familia con lactancia materna pueden ser factores importantes que influyen en las decisiones y experiencias de las madres lactando.

El trabajo en equipo: Muchos padres ven la lactancia materna como un esfuerzo de equipo y se
catalogan a sí mismos como el apoyo a los miembros del elenco de roles y a la madre como protagonista principal. Pueden "asistirla y acompañarla" cuando su pareja esta pasando por un momento difícil en establecer la lactancia materna. Los padres a menudo observan cómo la lactancia es difícil y exigente para la madre, sobre todo en las primeras semanas, siendo significativo trabajar juntos para superar a tiempo los problemas con la lactancia.

¿Opinión del padre acerca de sí amamantar o durante cuánto tiempo?: A pesar que todos los padres creen que las madres tienen la última palabra, algunos tienen fuertes opiniones acerca de la importancia de la lactancia materna. En algunos casos, aunque la mama quiere suspender la lactancia, el padre no acepta que sea de inmediato. Una vez se toman las decisiones de la lactancia materna y de la crianza de los hijos, ambos padres generalmente desean presentar una posición unificada a la familia y los amigos. Es importante reforzar la creencia que como equipo, se han tomando las mejores decisiones para sus hijos y para ellos mismos.

El papel más común de los padres involucrados como miembros del equipo es la de compartir la crianza y las tareas del hogar, pero el rol de equipo más importante es el de apoyar a la madre yfacilitar la lactancia materna.

Estímulo para continuar la lactancia materna: Los padres a menudo observan cómo la lactancia materna es difícil y exigente para la madre, sobre todo en las primeras semanas. Trabajar juntos para superar los problemas a tiempo con la lactancia materna es significativo para muchas parejas. Puede ser de ayuda que la madre exprese libremente al esposo su frustación con su experiencia de la lactancia y su percepción de falta de ayuda del personal de salud.

Lactancia materna inteligente: Muchos padres se involucran en el aprendizaje y el intercambio de conocimientos sobre lactancia materna. Algunos padres solo aprenden acerca de la lactancia de sus compañeros , otros aprenden asistiendo a clases prenatales y de lactancia, por búsquedas en Internet, o por medio de la lectura de libros y revistas.

Algunos padres utilizan sus conocimientos para recordarle a las madres los beneficios de la lactancia materna cuando se
sienten desalentadas acerca de los desafíos de lactar. Algunos padres pueden sugerir posibles soluciones a los problemas de la lactancia tales como alternar la posición de amamantaiento. El padre puede llegar a rechazar el obsequio de fórmulas lácteas por el personal de salud (pediatras, médicos, enfermeras, etc.).

Valorar a la madre que amamanta: Todos los padres valoran la decisión de su pareja de lactar al bebe. Los padres expresan como valoran a las madres de manera verbal y no verbal. Es así como algunos padres señalan la importancia de su presencia física en el momento de la lactancia materna como un mensaje de valor y de apoyo a la madre que amamanta.
Los padres también valoran a la madre que amamanta, al confiar, respetar y apoyar sus opciones personales.Este apoyo es aún más importante si la madre decide dejar de amamantar.

Del mismo modo demuestran respeto los padres realistas que comprenden las expectativas de las madres en tiempo y en energía. La energía necesaria para la lactancia materna puede limitar la energía disponible para la relación de pareja. Esto significa "no poner ninguna propuesta en la intimidad más allá de lo que a ella le interese".

Apoyo en casa: Los padres con frecuencia proporcionan formas concretas de apoyo instrumental. Sus funciones pueden consistir en "apoyar a la madre en realizar cualquier tarea que la distraiga o algo que la preocupe como resultado de la lactancia materna, como la de no ser capaz de hacer las labores cotidianas, o las "tareas que están a cargo de". Muchos padres por ejemplo, se involucran en la cocina, a menudo como una forma de "recargar" a las madres que están dando nutrición a sus bebés.

Asistencia durante la lactancia: Los padres a menudo tratan de anticipar los medios que faciliten la comodidad de las madres durante la lactancia, como por ejemplo el proveerlas de agua, comida o lo que ellas necesiten, o les traen almohadas o un taburete, o ayudan a sus esposas a encontrar posiciones de amamantamiento cómodas y eficaces. Pueden brindar ayuda con el uso de equipos de extracción de leche materna como una participación directa en prestar un par de manos extra. Cuando las madres optan por extraerse la leche materna, con frecuencia los padres participan, especialmente en la preparación de la bomba. Incluso puede llegar a darse el caso de ser capaces de extraer la leche materna con mayor eficacia si el padre bombea de un seno mientras la mama esta alimentando con el otro seno.

Cuidado de los niños: Ayudar con la lactancia a veces implica una reducción de las distracciones para permitir amamantar al bebé, especialmente con los hermanos más grandes que están en sintonía con la actividad ambiental, eliminado del entorno según sea necesario a los hermanos, los abuelos, las mascotas y a veces a sí mismos.

La mayoría de los padres apoyan la lactancia materna mediante la participación en el cuidado del bebe. Los padres ayudan con los eructos, el cambio de pañales, el baño, calmar al bebé - cuando es necesario - y en el cuiidado de los otros hijos. El objetivo es el proporcionar un respiro a las mamas para darles tiempo personal para relajarse o de rejuvenecimiento ya que
siguen siendo mujeres y esposas. Es muy raro que el padre alimente en la noche al bebe con tetero, pero si se observan padres cuando es necesario, que ayudan con el cuidado de los bebés antes y después de lactar en la noche para ayudar a las mamas a conciliar el sueño.

Los padres pueden identificar las ventajas y desventajas de la lactancia materna en términos de sus vidas. Las ventajas incluyen más horas de sueño por la noche y la no preparación del tetero con fórmula. Los inconvenientes fueron típicamente relegados por lo general a la luz de la actitud "positiva" de los padres hacia la lactancia materna. A pesar de estar despiertos a menudo en las noches, los papas califican la experiencia en conjunto como muy buena. "Aunque interfieran con aspectos de nuestras vidas, esto no es nada en comparación con los beneficios".


 

Esperando pacientemente su turno: La desventaja más significativa - y la que reune la mayoría de la ambivalencia - es que la lactancia materna reduce la capacidad de los padres para alimentar a sus bebés. Esta incapacidad para alimentarlo a veces socava el sentimiento de unión del padre con su bebé. Los padres se dan cuenta de la mirada prolongada del bebe con su mama durante la lactancia, mirada que es solo temporal con el padre cuando lo está cambiando, y aunque el bebe lo mira, también esta mirando a su alrededor. “Así que esa mirada no la van a tener".

Los papas demuestran una variada serie de respuestas a su incapacidad de alimentar a sus hijos. En un extremo están los papas para los que la lactancia materna forma parte de la progresión natural de la crianza de los hijos por una madre centrada sobre todo en un proceso más compartido y pueden expresar su deseo de no alimentar a sus hijos para no alterar el orden natural.

En el otro extremo están los padres para quienes la alimentación del bebé es muy importante. Para estos padres el no poder darle de comer es una gran desventaja. Sin embargo, aunque la mayoría de ellos quieren participar en la alimentación, voluntariamente retrasan esta experiencia en beneficio de sus hijos. Para algunos padres la alimentación con leche materna extraída puede satisfacer su deseo de vínculo, mientras que otros esperan pacientemente hasta que pueden darles alimentos sólidos, dándoles la sensación de equilibrio con el vinculo con el bebe. Por último, los padres a menudo suelen encontrar otras maneras de forjar relaciones estrechas con el bebé.

Unión "en la zona de alimentación": Algunos padres optan por aumentar la unión relacionada a la alimentación con su participación en la experiencia de la lactancia materna. Los padres disfrutan de sentarse al lado de la madre, hablarle o cantarle a su bebé, con el eructo o con el cambio del pañal inmediatamente después de comer, lo que les permite vincularse mientras el bebé "se encuentra todavía en la zona de alimentación."

Crianza: Casi todos los padres quieren participar en la crianza de sus hijos. La sensación general mas aceptada es que "la madre es la mejor cuidadora del bebé”, aunque el padre puede también participar en su cuidado. Para muchos padres el mejor resultado de cantarles, pasearlos, mecerlos o consolarlos o de participar en juegos físicos es el obtener de ellos una
sonrisa o una carcajada.

Muchos padres desarrollan rituales para pasar tiempo con los bebés. El baño es a menudo un tiempo especial del papá con el bebé. Los padres encuentran sus propias formas masculinas de cuidado, tales como cargarlo con sus fuertes brazos y hablarles con su voz más grave. El padre tiene una fuerte sensación del vínculo cuando su bebé se "relaja y recuesta la cabeza sobre su hombro". Los padres reconocen la amplia gama de experiencias que facilitan el desarrollo de la relación padre-hijo.

Todo crea un pequeño vínculo aquí y allá. Incluso las cosas malas, como cuando ella está llorando por la noche, y saben que abrazándola y calmándola amanecerán, pero sabiendo que el papá está ahí para el bebé se crea un fuerte vínculo emocional. En ocasiones, la fuerte relación y a menudo preferencial que el bebé tiene con la madre le causa a los padres algo de celos.
"Los padres con niños mayores saben del carácter transitorio de esa relación preferencial con la madre" y reconocen que todas las relaciones con sus hijos cambian con el tiempo.

Cambio en relación con la madre: Los padres perciben que la relación de pareja cambia, aunque la mayoría no están seguros que sea debido a que son nuevos padres. Trabajando juntos a través de los desafíos de la lactancia materna es la forma adecuada para entenderla como benéfica para la relación de pareja.

Pueden presentarse tensiones en la relación, incluyendo cambios en la intimidad física relacionadas con el malestar de las madres de que sus senos sean tocados sexualmente. Los padres a veces expresan admiración por el aumento del tamaño de los senos de la madre, pudiendo haber cierta ambivalencia acerca de "sonar como atrevidos."

Los padres cuyos hijos comparten la cama a menudo aprecian la comodidad y las limitadas interrupciones durante la noche, pero de manera uniforme no están contentos con la cama llena o con las limitaciones en la intimidad de la pareja. La disminución del tiempo de pareja y la irritabilidad debido a la fatiga surgen debido principalmente a la crianza de los hijos.

 

¿Qué se siente ser el padre de un bebé con lactancia materna?

¿Cual cree que es la función de un padre en la familia cuando la madre está amamantando? La influencia de los padres en las experiencias y decisiones de las madres en la lactancia materna.

Las percepciones del padre de sus funciones como miembros de la familia con lactancia materna es probable que sea un componente importante de esta influencia. Los padres identifican sus funciones exclusivas como miembros del equipo asegurando que sus hijos recibian los beneficios de la lactancia materna.

Una función principal de la paternidad al apoyar la lactancia materna es la de ser conocedores de la lactancia materna, y mediante el uso de su conocimiento alentar y ayudar a las madres lactantes, mediante la valoración de las madres que amamantan, y al compartir las tareas domésticas y el cuidado de los niños.

Los padres lamentan su incapacidad para alimentar y vincularse con sus hijos a través de la alimentación, y expresan celos con la relación única que comparten la madre y el niño. Por supuesto, la exclusión que experimentan los hombres pueden no limitarse a la lactancia materna, siendo sin duda la alimentación al seno un importante símbolo de intimidad.

El apoyo del padre es muy importante y va mucho más allá de la ayuda en las tareas del hogar. La percepción del padre de sus funciones como miembro del equipo de la familia con lactancia materna parece ser un componente importante de esa influencia. Los padres identifican sus funciones exclusivas como miembros del equipo asegurando que sus hijos reciban los beneficios de la lactancia materna.

De suma importancia para ellos como padres es el apoyo que le brindan a la madre que siempre provee el bienestar de sus hijos. Cada padre debe ser alentado a comunicarse con su pareja acerca de sus metas y deseos por la lactancia materna y regularmente negociar el tipo y qué cantidad de participación quieren que el padre tenga en el equipo.

Un papa informado, con actitud entusiasta podrá reconfortar y animar a la esposa lactante, y con mucha paciencia reafirmando la confianza y seguridad de la mama en la decisión de continuar la lactancia materna. Saber que la leche materna es lo mejor para sus hijos, compromete al esposo o pareja a no dejar vencer a la madre, ayudándola a continuar hasta el logro satisfactorio y exitoso de la lactancia materna.

En ocasiones los primeros días no son fáciles, mas si es la primera vez para la mama o se presenta unas situaciones especiales y/o diferentes. Estos primeros días son el mejor momento para que el padre se involucre con su bebe, aprenda a cuidarlos, asearlos, arrullarlos, bañarlos, cantarles, conversarles, a sentirlos, etc.

Referencia: The Breastfeeding Team: The Role of Involved Fathers in the Breastfeeding Family. J Hum Lact 2011 27: 115

 

 


Dr. Germán E. Silva Sarmiento
Especialidad - Pediatra
Sub-Especialidad - Medicina Interna Pediátrica
Director General Pedia-Gess.com
e-mail:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.