Apoyo a la lactancia para empleados del Hospital

Muchas madres que trabajan se enfrentan a importantes barreras a la lactancia materna, incluida una limitada la licencia de maternidad (en Colombia es de 3 meses), pocos descansos o de lugares privados para amamantar o extraerse la leche, falta de una adecuada espacio en el refrigerador para almacenar la leche extraída, preocupación por la seguridad laboral al requerir alojamiento adicional y pocos pares o mínimo apoyo profesional en la forma de superar algunas de estas barreras.

La vuelta al trabajo es un obstáculo común a la lactancia materna en general, y los estudios entre los médicos citan el regreso al trabajo como la razón más común para interrumpir la lactancia.

Asegurar suficiente apoyo a la lactancia entre los trabajadores de la salud es fundamental para ayudar a alcanzar sus propias metas de lactancia e incluso puede influir en el apoyo que ellos ofrecen a las pacientes con lactancia.

Se preguntó si el hospital ofrece cualquiera de las siguientes acciones para el personal del hospital que también son madres: (1) una habitación designada para extraer la leche, (2) el cuidado de niños en el lugar, (3) un extractor eléctrico, (4) permiso de usar pausas en el trabajo actual para extraerse la leche, (5) grupo de apoyo, (6 ) especialista en lactancia / especialista disponible para consultas, y (7) la licencia remunerada de maternidad que no sean vacaciones acumuladas o de incapacidades por enfermedad.

Los hospitales o clínicas más grandes que atienden maternidad son lo más dispuestos a apoyar la lactancia materna en sus empleados que las instalaciones médicas de maternidad más pequeñas.

Los hospitales son más propensos a apoyar a los empleados a ser capaces de extraerse la leche materna (es decir, habitación asignada a lactancia, ofrecer extractor eléctrico, permiso de usar el tiempo de descanso para extraerse la leche), que tener políticas o entornos que apoyen el acceso directo a sus hijos lactantes durante el día (por ejemplo, guarderías en el hospital o licencia de maternidad con sueldo).

La fuerza laboral del sector hospital es grande y diversa, e incluye a los médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud, así como personal administrativo, auxiliares de enfermería, celadores, auxiliares, etc.

Tener una política por escrito es un paso importante, pero puede ser insuficiente a menos que el sitio de trabajo, el ambiente de trabajo, y la cultura de trabajo permitan a los empleados sentir que tienen el tiempo y el apoyo para aprovechar las actuales políticas que puedan ayudalasr a alcanzar sus metas de alimentación infantil.

Apoyar a las madres que trabajan en este sector para cumplir con sus objetivos personales de lactancia puede tener el beneficio adicional que estos trabajadores apoyen mejor a las pacientes de lactancia materna con los que interactúan.

Los empleadores están obligados a proporcionar un lugar, que no sea un cuarto de baño, protegido de la vista y libre de la intrusión de compañeros de trabajo y del público, que puede ser utilizado por la trabajadora para extraerse la leche materna.

Las madres lactantes de las especialidades quirúrgicas y subespecialidades basadas en procedimientos reportaron la falta de disponibilidad de salas de lactancia cerca de las salas de cirugía como una importante barrera para la lactancia .

Es importante en el proceso de consolidar la lactancia, el desarrollar "soluciones innovadoras a los obstáculos que las mujeres enfrentan para la lactancia materna cuando regresan a trabajar en entornos diferentes a los consultorios.

Fuente: Allen J.A., et al. Using mPINC Data to Measure Breastfeeding Support for Hospital. Employees. Journal of Human Lactation 2014, Vol 30(1) 97–101.

 

 


Dr. Germán E. Silva Sarmiento
Especialidad - Pediatra
Sub-Especialidad - Medicina Interna Pediátrica
Director General Pedia-Gess.com
e-mail:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.