Cuidado de la piel del bebe

Autor: Dr. Juan Guillermo Pabón
Médico dermatólogo

La piel es fundamental para la vida, es una barrera que separa pero a su vez permite la comunicación con el medio externo, permite conservar el agua que tiene el cuerpo y que es tan importante en la vida. En este articulo se expondrá los cuidados generales de la piel haciendo énfasis en la piel del bebe, estos conceptos aplican en su totalidad en los niños más grandes. Los cuidados inician desde el mismo momento del parto.

La piel es un órgano que cumple muchas funciones importantes para la vida, actúa como barrera, evitando la pérdida de líquidos, cumple funciones en la regulación de la temperatura, evita la entrada de compuestos nocivos y ayuda al sistema inmune en la protección y defensa del organismo, es importante en la síntesis de vitamina D . El listado de funciones es extenso, pero para resumir se puede decir que la piel nos protege e interviene en procesos de regulación, y de comunicación.

Si se le pregunta, al lector: ¿desea tener una piel joven como la de un bebe?
Probablemente la respuesta será “si”, ya que es una piel que no ha sufrió daño por el sol, ni por otros agentes, ni ha sido sometida al envejecimiento. Pero hay que recordar de todos modos, que la piel de un bebe es frágil. Se pensaba que la función de barrara cutánea llegaba a su punto de madurez a las 34 semanas de gestación, sin embargo estudios recientes sugieren que esto puede tardar incluso hasta los 12 meses de vida (2).

La piel del recién nacido se caracteriza por ser delgada y sensible, y esto es más evidente en los niños prematuros. Más allá, comparando la piel de un prematuro y la de un recién nacido a término, tiene un estrato córneo (que es la capa superficial de células) más delgado, además, hay una reducción de la cohesión de la epidermis y la dermis y una menor función de barrera (1).

Se podría imaginar a la piel, como una pared conformada por ladrillos y cemento, donde las células serian equivalentes a los ladrillos y los lípidos (grasas) al cemento entre los ladrillos. En los niños más pequeños, la concentración de grasas (lípidos) que forman parte de su estructura, pueden ser menores en los lactantes (1), reflejando que todavía no tiene la composición de la piel adulta. Haciendo referencia a la piel, Una barrera integra presentara un buen cemento (grasa) y unos ladrillos (células) resistentes, que permitirán cumplir su función.

Teniendo en cuenta la importancia de la piel en los seres vivos y las diferencias en la estructura y composición cutánea de los niños, no sobra decir que hay que esmerarse en el cuidado de esta. Los padres se preocupan por mantener limpia e hidratada la piel del niño, y se esmeran en buscar los mejores productos para hacerlo. La limpieza, es una costumbre que existe desde hace cientos de año, y que varía en las diferentes culturas y zonas geográficas.

La idea primordial del acto de limpiar la piel, es retirar las partículas que no son necesarias, y en el caso de los niños, alimentos que se acumulan en la proximidad a la boca cuando comen, o en la zona del pañal donde se acumula orina y materia fecal y en otros sitios donde se adhieren partículas del medio ambiente. Pero el acto de limpiar la piel no es solo cuestión de higiene, también involucra el preservar la estructura de esta. En la limpieza de la piel, se debe evitar la destrucción o alteración de la estructura cutánea con productos agresivos que alteren la composición química de esta, de manera es importante seleccionar bien los productos que se van a utilizar. El momento del baño, es una oportunidad para crear vínculos afectivos con el bebé, además que relaja y tranquiliza en la mayoría de los casos.

Otro punto importante para tener en cuenta es la permeabilidad de compuestos a través de la piel, que es mayor en los niños pequeños, donde hay mayor probabilidad de toxicidad por la absorción de substancias. En los niños más pequeños se puede producir trauma mecánico, en áreas de fricción, como el área del pañal en donde se realiza limpieza con paños húmedos para
retirar la orina y la materia fecal.

Por lo tanto, el cuidado de la piel del niño debe tener en cuenta el preservar la integridad de la piel, prevenir la toxicidad y evitar el trauma mecánico que puedan resultar nocivos. No hay que seleccionar los productos de cuidado de la piel, por el color, ni por el olor, o porque tengan en su empaque la figura de un muñeco de una película, se deben seleccionar de acuerdo a su compatibilidad con la piel. Algunos productos de higiene para niños, contienen colorantes o perfumes, que pueden ser irritantes para la piel, o resultar llamativos para el niño y hace que este los chupe por su aroma provocativo.

El primer baño
Después del nacimiento, se realiza la primera limpieza, y se puede retirar con una toalla o una compresa la sangre, el vermix caseoso (que es el material que cubre la piel del recién nacido) y en algunos casos materia fecal. Después de esto, sigue el primer baño; respecto al momento ideal para realizar este hay opiniones contradictorias, algunas favorecen que este baño sea temprano, pero otras opiniones sugieren que el primer baño se realice tardíamente (1).

F

En términos generales el momento ideal sería cuando ya se tenga estable la temperatura corporal. Lo primero que sedebe tener en cuenta es la temperatura del agua que se va a usar y debe ser próxima a la temperatura corporal (4.)

Siempre se debe revisar la temperatura del agua antes de sumergir al bebe y se debe tener supervisión permanente por parte de la persona que hace el lavado, siendo muy importante el no descuidar ni un solo segundo al bebe para evitar accidentes.

Durante el baño las celular superficiales se hidratan, no es necesario baños prolongados ya que la sobre-hidratación puede hacer la piel más frágil. El baño debe ser corto, no mayor a 5 minutos (4). No es necesario restregar la piel, ya que el uso de esponjas y paños de manera fuerte pueden incrementar la perdida transepidermica de agua. La frecuencia del baño puede variar entre las regiones y países, dependiendo de la cultura y costumbres de cada región, en climas cálidos las madres prefieren los baños frecuentes y en climas más fríos la frecuencia puede ser menor. Sobre el uso de productos de limpieza, muchas personas consideran que solo existen los jabones como agentes limpiadores, pero hay que recordar que hay productos que limpian la piel y son libres de jabones, este tipo de compuesto se denominan “SYNDETS”.

Respecto a los agentes dermo-limpiadores, los jabones tradicionales son de pH alcalinos (recordar que la piel tiene un pH acido) y utilizan detergentes fuertes que pueden alterar la función de barrera. Los “SYNDETS” o dermolimpiadores libres de jabón, pueden ser una muy buena alternativa para la limpieza de la piel de los niños, ya que tienen un pH neutro a ligeramente acido, compatible con el pH de la piel y utilizan detergentes que causan menor irritación. El mismo producto de limpieza se puede usar para limpiar el cuero cabelludo. En los niños más grandes con cabellos más largos se puede usar el champo. Este debe ser suave, con pH similar a la piel, que no causen irritación ocular, que limpien el pelo y la piel sin irritarla.

Después del baño se debe secar la piel con una toalla seca, de manera suave, evitando el frote excesivo para evitar trauma. Recordar que es importante evitar un ambiente que sea demasiado frio para evitar la pérdida de temperatura corporal.

Después del baño, especialmente en aquellos niños que muestren resequedad de la piel o pacientes con tendencias alérgicas (atopía), resulta de utilidad el uso de humectantes que mejoran la hidratación de la piel y que restauren la función de barrera. Ideal que no tengan perfumes y que sean hipoalergénicos. Los humectantes pretenden mantener y evitar la pérdida de agua por la piel después del baño e incluso pueden mejorar la barrera cutánea al aportar compuestos que mantengan el agua y que restauren los lípidos en la piel. En el mercado existen un numero grandes de humectantes, algunas con el respaldo de estudios científicos que demuestran como disminuyen la perdida de agua y que no producen irritación. Por último hay que vestir al niño para evitar la pérdida de temperatura y para protegerlos del medio ambiente.

En resumen, la limpieza y humeación de la piel inicia desde el nacimiento, cuando el bebe sale del canal del parto, lleno de fluidos, donde se retiran primero mediante el frote con compresas, luego cuando se estabiliza la temperatura del bebe se realiza el primer baño con agua y con algún producto de limpieza de la piel, que no sea agresivo con la barrera cutánea, con pH neutro, no siendo necesario restregar la piel con esponjas o toallas. La frecuencia del baño, depende de las costumbre y de la región donde se viva, lo importante es evitar el acumulo de partículas que irriten, o que dañen la barrera de la piel. Después del baño, se seca suavemente al bebe con una toalla, y luego se aplican humectantes preferiblemente libres de perfumes e hipoalergénicas, que resultan muy valiosas en niños con piel seca y con tendencias alérgicas. Siempre se debe supervisar el baño de los niños para evitar accidentes.

Dr JUAN GUILLERMO PABON M.
MEDICO DERMATOLOGO. CLINICA DE MARLY
CONSULTORIO 212 . TEL 343660 EXT 1279

BIBLIOGRAFIA.
1. Fernandez JD, Machado MC, Oliveira ZN. Children and newborn skin care and prevention. An Bras Dermatol. 2011 Feb;86(1):102-10.
2. Nikolovski J, Stamatas GN, Kollias N. Wiegand BC. Barrier function and water-holding and transport properties of infant stratum corneum are different from adult and continue to develop through the first year of life. J invest Dermatol . 2008 Jul;128(7):1728-36
3. Henningsson A, Nyström B, Tunnell R. Bathing or washing babies after birth? Lancet 1981;2:1401-3
4. Gelmetti C. Skin cleansing in children. J Eur Acad Dermatolo Venerol.2001; 15 suppl 1:12-15
5. Blume-Peytavi U, Cork MJ, Faergemann J, et al. .Bathing and cleansing in newborns from day 1 to first year of life: recommendations from a European round table meeting. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2009 Jul; 23(7):751-9. Review.