Omalizumab en el tratamiento de la urticaria crónica idiopática o espontánea

NEJM ALERT | February 24–25, 2013

La urticaria crónica idiopática (también llamada urticaria crónica espontánea) se define como
ronchas pruriginosas, que duran por lo menos 6 semanas, con o sin angioedema, y no tienen un disparador externo aparente.

La afección generalmente tiene una duración prolongada de 1 a 5
años (persiste durante> 5 años en 11 a 14% de los pacientes y tiene un efecto perjudicial emocional y físico y también con la calidad de vida relacionada con la salud.

El deterioro que acompaña al presente trastorno ha sido comparado con el observado en los pacientes con cardiopatía isquémica, con los pacientes que sienten la misma falta de energía, aislamiento social, trastornos emocionales como los que tienen enfermedad del corazón.
Los antihistamínicos H1 no sedantes son la base actual para el tratamiento inicial y son el únicos autorizados para su uso en pacientes con urticaria crónica idiopática. Sin embargo, una mayoría de los pacientes no tienen respuesta a los antihistamínicos H1, incluso cuando los fármacos se administran de tres a cuatro veces la dosis autorizada.

Las opciones de tratamiento para los pacientes que no tienen una respuesta a los antihistamínicos H1 incluyen el uso de antihistamínicos H2, antagonistas de los receptores de leucotrienos, los glucocorticoides sistémicos, ciclosporina, hidroxicloroquina, dapsona, metotrexato, sulfasalazina, e inmuno-globulina intravenosa.

Ninguno de estos medicamentos ha
recibido la aprobación regulatoria para el tratamiento de la urticaria idiopática crónica. Además, los datos que apoyan su administración son limitados, y el uso a largo plazo de algunos de los medicamentos se pueden asociar con sustanciales efectos colaterales.

Se ha asociado desde hace tiempo la liberación de histamina de los mastocitos cutáneos con la patogénesis de la urticaria, mientras que en los pacientes con urticaria crónica idiopática, los basófilos y la IgE pueden desempeñar un importante papel.

Omalizumab, un anticuerpo monoclonal recombinante humanizado aprobado como tratamiento
complementario para asma alérgica persistente de moderada a severa , reduce los niveles de IgE libre y el receptor de alta afinidad por la región Fc de la IgE (FceRI), ambos de los cuales son esenciales en la activación de los mastocitos y los basófilos.

Los estudios han demostrado que omalizumab puede suprimir las reacciones de la piel mediadas por alergenos a través de la reducción de la función FceRI en los basófilos y los mastocitos. La evidencia inicial a partir de dos estudios de concepto de prueba, mostraron que omalizumab puede ser eficaz en pacientes con urticaria crónica idiopática que permanecieron
sintomáticos a pesar del tratamiento antihistamínico.

Datos posteriores de dos estdios
aleatorizados, controlados con placebo, multicéntricos fase 2, en un total de 139 pacientes
corroboraron estos hallazgos iniciales, lo que demuestra que omalizumab, tiene un perfil de seguridad conocido, tiene efectos beneficiosos sobre los síntomas en pacientes con urticaria crónica idiopática que permanecen sintomáticos a pesar del uso de dosis aprobadas de los antihistamínicos H1.

Dr. Germán E. Silva Sarmiento
Especialidad - Pediatra
Sub-Especialidad - Medicina Interna Pediátrica
Director General Pedia-Gess.com
e-mail:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.